Buscar

5 razones por las que NO DEBES visitar bacalar.

Bacalar y su laguna son un destino muy popular para visitar en México; miles de personas la visitan todos los días y estos son algunos de los comentarios que más escuchamos por las cuales no te recomendamos venir.


LA GENTE



Para empezar la gente en Bacalar y sus alrededores son sumamente amables, siempre están recomendándote lugares que puedes visitar y el trato que recibes es el mejor.

Aquí compruebas la famosa hospitalidad mexicana, donde quiera que vayas siempre vas a encontrar personas que se te quedan viendo mientras sonríen y te responden con un – Buenos días, buenas tardes o buenas noches.

Definitivamente si a ti te gusta el buen trato, sentirte apapachado y en casa; Bacalar no es una opción para ti.


LA LAGUNA



Además de ser uno de los cuerpos lagunares más impresionantes de México y del mundo; la Laguna de Bacalar tiene unas aguas cristalinas y llenas de vida. Por las mañanas podrás observar diversas aves y especies endémicas interactuar en su ambiente.

Y no solo eso, es sumamente refrescante, tranquila y con unos tonos de azules imperdibles. Ideales para una tarde de descanso, unas buenas fotos y de relajación.

Y si a eso le sumas los diversos puntos que encuentras en ella como; el canal de los piratas, los rápidos de bacalar, la bocana y la isla de los pájaros tienes como resultado muchos lugares que visitar. Si lo tuyo no es tener vistas increíbles, relajación y vitalidad; no visites Bacalar.


LA COMIDA



Por su crecimiento en los últimos 5 años, Bacalar ha tenido una impresionante fusión de estilos de gastronomía; desde restaurantes italianos, lugares veganos, marisquerías, restaurantes de lujo y para todos los presupuestos, restaurantes con vistas a la laguna o en lo más alto de un mirador. Un sinfín de opciones para poder probar la diferente gastronomía que bacalar tiene para ti.

Además Bacalar se encuentra en la Península de Yucatán y muy cerca de Belice, por lo tanto vas a poder encontrar comida tradicional como Cochinita Pibil, Relleno Negro, Pescado a la TikinXic, Rice & beans estilo Belice.

Como puedes darte cuente la comida en Bacalar es muy variada y con muchísimas opciones; así que ya sabes, si lo tuyo definitivamente no es la comida; mejor piensa dos veces venir a bacalar.


SUS ALREDEDORES


Bacalar se encuentra muy cerca de lugares muy interesantes. Para empezar, se encuentra a tan sólo 25 minutos de la ciudad caribeña de Chetumal, la pequeña capital de Quintana Roo donde encontrarás la hermosa bahía de Chetumal, el santuario del manatí. Un recorrido de más de 10 kilómetros de malecón donde podrás encontrar parques, restaurantes y zonas de recreación. Además de museos, centros comerciales y otras tiendas importantes.


Pero si lo tuyo no es la ciudad, a sólo una hora y media encontrarás Mahahual; la última perla del caribe mexicano. Con playas azul turquesa y arena blanca, en este lugar se encuentra el segundo arrecife de coral más grande del mundo, así como una zona de manglares que puedes explorar en kayak y lancha. Y ni hablar de la comida que puedes encontrar ahí, todo recién salido del mar.


Y no podemos olvidar mencionar las antiguas ciudades mayas, a menos de 1 hora encontrarás sitios como Kohunlich, Dzibanché, Oxtankah y Kinichná, los últimos vestigios mayas de la región donde podrás conectar con antiguas civilizaciones y ver cómo eran sus templos.

Así como lo lees, si no te gusta tener infinidad de opciones y actividades cerca de tu destino; lo mejor es que no visites Bacalar.


SUS HOTELES



Y no hablemos de sus hoteles; vas a encontrar hoteles que tienen acceso a la Laguna de Bacalar, que están rodeados de naturaleza y con unas vistas al amanecer que te pueden robar más de un suspiro. Y si a esto le sumas que te ofrecen actividades como paddleboard, kayak, bicicleta acuática y otros más, seguramente lo pensarías dos veces antes de visitar y hospedarte en Sunrise Villa Bacalar. Ubicada en el extremo sur de la Laguna de Bacalar, una zona tan tranquila que el único despertador que necesitarás serán el canto de las aves.